lunes, 28 de abril de 2014

Bares siguen violando el Reglamento de Alcoholes

La seguridad es uno de los puntos que se continúan manifestando por las corporaciones policiacas e instancias de servicios médicos, es por esto que como ya es parte del trabajo que se desarrolla en el municipio, se dieron a conocer las actividades que se estuvieron desarrollando durante el fin de semana en el municipio para mantener el control.

Durante este fin de semana se informó que elementos de Seguridad del municipio estuvieron realizando trabajo para poder desalojar algunos de los establecimientos de bebidas embriagantes que estuvieron pasando del horario que se debe de respetar y que ésta se ha establecido por la ley, por lo que el recorrido por estos lugares se estuvo realizando después del horario en que los mismos deben de estar cerrados.
De esta forma es que fueron desalojados los establecimientos, pidiendo a las personas que se encontraban en el interior que se retiraran. Es importante mencionar que este tipo de acciones se hay estado desarrollando en otras ocasiones durante los fines de semana, aspecto con lo que se busca que estos establecimientos se sigan registrando en el municipio.
Las corporaciones policiacas han estado desarrollando este tipo de acciones para contribuir a que se registren incidentes, por lo que se espera que las mismas sigan teniendo el seguimiento correspondiente. También se destacaron las actividades de costumbre que las mismas implementan, tal como las rondas de seguridad y vigilancia que se realizan en la cabecera municipal.

Por lo que durante este recorrido, los elementos de la Policía del Estado con base en el municipio, destacaron que llevaron a cabo la detención de doce personas a consecuencia de cometer faltas administrativas en diversos puntos de la cabecera municipal, donde la mayoría estaban ingiriendo bebidas embriagantes en la vía pública. Se destacó la detención de dos personas más que quedaron a disposición del Ministerio Público, donde los motivos que se destacaron fueron el conducir en estado de ebriedad y violencia familiar.
Fuente: La Razon