miércoles, 21 de mayo de 2014

Emotivo último adiós a Juan Sebastián

Escrito por: Redacción Charcas / La Razon
Al mediodía de ayer, el cuerpo de Juan Sebastián Rodríguez Martínez fue acompañado por familiares y amigos a la Misa de cuerpo presente que se otorgó previo a su sepelio, después de que durante el fin de semana tuviera un accidente y falleciera horas más tarde a consecuencia de los golpes recibidos en la volcadura.

Después de que durante el fin de semana se presentara la volcadura a consecuencia de un desprendimiento de la banda de rodaje de la llanta trasera, fue que Juan Sebastián fue trasladado a la clínica del IMSS para ser atendido de unos golpes que presentaba en el cráneo, por lo que se menciona que fue enviado a la capital del Estado para una mayor valoración, lugar donde falleció. El cuerpo llegó al municipio durante el lunes y el día de ayer fue sepultado. 
El dolor de quienes en vida compartieron grandes experiencias con Juan Sebastián se pudo observar, quien a sus 21 años de edad vivió grandes experiencias y se destacó por continuar saliendo adelante, buscando lo mejor para su familia. Es por esto que el día de ayer además de sus padres, su esposa y su hija, sus amigos y el resto de familiares se reunieron para acompañar su cuerpo previo a su sepelio. 
Durante la Misa, se mencionó la responsabilidad del joven estudiar y trabajar para poder sostener a su esposa y su hija; se recordó a los familiares y amigos que la oración es una forma de encontrar resignación ante la repentina pérdida que sufrieron, ya que la oración es una forma de resignación para quienes tienen fe en la vida eterna. 
De igual forma fue que se estuvo recordando la actitud que lo distinguió en vida, así como las acciones que lo mantendrán en el recuerdo de sus seres queridos. En la Eucaristía también se le mencionó a los presentes que ya está en paz y que la familia debe de buscar la resignación ante este sufrimiento. 

Amigos estuvieron haciendo guardia durante la misa, por lo que la tristeza y el sufrimiento se denotaban en los presentes, quienes al finalizar la misa, brindaron un aplauso para Juan Sebastián. Al salir de la Iglesia de San Francisco de Asís el cuerpo regresó al domicilio donde se estuvo velando, para a las cuatro de la tarde realizar el sepelio en el panteón municipal San Miguel.
Fuente: La Razon