miércoles, 18 de junio de 2014

Siguen desperdiciando el agua

El desperdicio de agua es una de las denuncias que se siguen observando por parte de la ciudadanía, que ante la necesidad o preocupación que genera la falta del buen servicio, exalta la inconformidad que esto representa para quienes carecen de un buen servicio.
El desperdicio de agua es una de las problemáticas constantes que se observan frecuentemente en el municipio, siendo la zona más afectada la cabecera municipal, ya que la población aún no cuenta con una cultura del cuidado de este servicio que resulta indispensable para las labores de higiene y de limpieza de las personas.
De esta manera es que a través de diversas observaciones por parte de la ciudadanía se ha dado a conocer que se cuenta con gran cantidad de personas que hacen mal uso de este recurso indispensable, además de que fugas y descuidos siguen generando que litros de agua sigan desperdiciándose en el municipio.
Este tipo de incidentes se registra frecuentemente, tal como el pasado domingo, donde en la pila de almacenamiento que se ubica en la calle Alhóndiga se registró el desperdicio de varios litros que caían al pavimento, misma que corrió y cayó al arroyo que se ubica en la zona. Esta incidencia se resalta de nueva cuenta ya que es algo que se ha repartido constantemente en ocasiones anteriores.
De igual forma lo que se menciona es que algunas personas siguen haciendo uso de gran cantidad de agua en donde genera el desperdicio de la misma, hecho que se ha expuesto en varias ocasiones a través de redes sociales, ya que las mismas han tomado gran alcance, de esta manera es que de nueva cuenta se resalta esta situación, ya que las denuncias de la misma población a través de dichas redes sociales siguen tomando mayor fuerza.
En definitiva, el cuidado del agua y las sanciones para quienes siguen cometiendo estas acciones siguen solicitándose por parte de las personas que mencionan que no cuentan con buen servicio de agua, que se quedan por algunos días sin servicio, pero que el cobro de la misma, llega puntual y en ocasiones con recargos que no corresponden.
Fuente: La Razon