viernes, 22 de agosto de 2014

TORMENTA SOBRE GRUPO MÉXICO

EL UNIVERSAL EMPRESA / Alberto Barranco
El caso es que el emporio enfrenta su peor crisis, tras acusársele a su empresa estelar, la Minera de Cananea, hoy conocida como Buenavista de Cobre, de ecocidio.

El torrente que derramó el vaso fue el derrame de 40 metros cúbicos de tóxicos, especialmente sulfato de cobre, al río Bacanuchi, afluente del Sonora.

El veneno se propagó en una ruta de 60 kilómetros. En el escándalo, mientras la Procuraduría Federal de Protección Ambiental, tras imponerle dos multas por un total de 390 millones de pesos, prepara una denuncia penal contra el Grupo México por negligencia criminal, en tanto la Comisión Permanente del Congreso está exigiendo cancelar la concesión de la mina.

La Comisión Nacional del Agua le impuso una sanción pecuniaria simbólica de 1.2 millones de pesos. De acuerdo en el artículo 172 de la Ley de Equilibrio Ecológico, cuando una empresa le causa un daño grave a una comunidad se podrá suspender o revocar la concesión con que opera.

El problema, más allá, es que al fragor del desastre ambiental, que el grupo califica como accidente natural, es decir, la llegada de lluvias atípicas que provocaron la fuga, están saliendo al tendedero pendientes que la empresa creía superados como el de la explosión en la mina de carbón de Pasta de Conchos, Coahuila, en cuyo fragor murieron 63 mineros.

En la lista está también una serie de denuncias sobre derrames previos al río Bacanuchi en el proceso de producción del cobre.

Hace unos meses murieron en una mina ubicada en Charcas, San Luis Potosí, cinco trabajadores, en cuyo escenario la Secretaría del Trabajo le impuso al Grupo México una multa de 13 millones de pesos.

En la ruta, se intentó acallar el escándalo con un "donativo" de 3.5 millones de pesos para prorratearse entre los siete municipios afectados, lo que representaba apenas un paliativo frente a la magnitud del desastre.

Son miles las reses sin acceso al agua, tras haber abrevado decenas de ellas en la corriente contaminada. Y existen personas infectadas.

La influencia de Larrea, propietario de tres cadenas de cines, de dos de las tres troncales en que se derivó la privatización de los Ferrocarriles Nacionales de México, no logró evitar que la Profepa desmintiera la llegada de lluvias atípicas en la zona desértica.


Golpeada severamente su imagen, volcada la opinión pública en su contra, unificadas las fracciones políticas en su señalamiento, caída la cotización de sus acciones tradicionalmente al alza, el Grupo México enfrenta la peor crisis de su historia. Tormenta sobre el rey del cobre.
Fuente: Terra.com.mx