sábado, 17 de enero de 2015

Abren talleres y espacios culturales en el municipio

La apertura a la creación de mayor espacios destinados a promover la cultura en el municipio, es una de las acciones que se han estado tratando de impulsar en los últimos años, a través de la creación y gestión de talleres enfocados a las diversas disciplinas que son de interés entre la población, es por esto que con el fomento de los mismos, es importante que también se cuente con los espacios adecuados.
Y es que a pesar de que se cuenta con un lugar específico para el desarrollo de dichos espacios, poco a poco el mismo se ha visto reducido ante la respuesta de la población y de las acciones que han logrado crear mayor impulso a la cultura en el municipio. El Centro Cultural, es el lugar que se destina para el desarrollo de cada una de las actividades enfocadas en promover la cultura, contando con diversos talleres en donde se crea y fomenta el desarrollo de disciplinas como la música, teatro, pintura, entre otras.
Y es que hasta el momento es importante que se resalte los logros que se han obtenido en los últimos años por quienes se han enfocado a promover la cultura, ya que ha estado impulsándose poco a poco. Es por esto que el apoyo para mejorar las condiciones del lugar y contar con más salones para el desarrollo de las actividades y acciones que se promueven por parte de quienes brindan sus conocimientos para el desarrollo de las habilidades de quienes se integran a cada uno de los talleres que se imparten.
Hasta el momento es importante mencionar que la galería que se encuentra en el lugar, se destinó para ubicar la Sala de Minería que se tiene establecida y la cual se mantiene abierta al público en general, en donde se da a conocer el trabajo que se desarrolla en ambas empresas mineras, siendo que la minería es la fuente de empleo principal que se tiene en el municipio. Teniendo esto en cuenta, es importante que otros sitios se destinen para estos espacios, ya que se ve reducido para el desarrollo que se ha estado logrando.
Fuente: La Razon