lunes, 18 de mayo de 2015

Persisten riñas en el exterior de escuelas

Estudiantes de Secundaria y Cetis 126 siguen de rijosos; la Policía no hace nada al respecto y sólo hace un llamado a los padres de familia para que pongan atención en los menores .Los rijosos tienen lugares establecidos y estratégicos para organizar sus peleas. Alumnos que acompañan a los alumnos graban las riñas y además cubren a sus propios “amigos”.Las riñas entre estudiantes siguen resaltándose por parte de los elementos de la Dirección de Policía y Tránsito que se tienen en el municipio, ya que los reportes continúan atendiéndose entre estudiantes de la Secundaria y del Cetis 126, las cuales se desarrollan en lugares establecidos y estratégicos.
Lo anterior se dio a conocer por el encargado de dicha Dirección de Policía y Tránsito, Juan Carlos Mendoza García, quien destacó que al salir de clase se reúnen en lugares estratégicos, donde al desarrollarse las peleas son grabadas por los estudiantes que observan, mientras que además se cubren por sus compañeros.
Y es que de nueva cuenta la frecuencia de las riñas se vuelve a resaltar, destacándose un incidente en donde se aseguraron a dos menores, las cuales fueron llevadas a las instalaciones de la Comandancia del municipio en donde se mantuvieron hasta que sus padres llegaron por las mismas.
Este hecho se registró cerca de las 14:30 horas, en donde ambas menores cuentan con 13 años de edad, una de ellas presentando lesiones en el rostro, en la frente y el uniforme se encontraba rasgado. El aviso se brindó a las madres de familia, quienes estuvieron presentes en la Comandancia y a quienes se les informó de los sucedido. Ambas madres llegaron a un arreglo en donde se comprometieron a pagar los daños generados y no volverse a molestar.
En base a lo anterior es que el encargado de la Dirección de Policía y Tránsito, informó que se solicita a los padres de familia que pongan atención en los menores, así como en el horario en que llegan a la misma, después de finalizar el horario de clase, ya que se pretende que las riñas se registren.
De esta manera es que se resaltó que la intervención se continuará realizando con el objetivo de que los menores riñan, así como evitar daños entre los mismos, por lo que se continuará tratando de controlar estas acciones y asegurando a quienes intervengan en las mismas.
Fuente: La Razon