martes, 7 de julio de 2015

Genera controversia colocación de domos en dos escuelas

La colocación de domos en los patios de las escuelas primarias Justo Sierra y Benito Juárez, generó opiniones en contra hacia el presidente municipal, profesor Francisco Gutiérrez García, a quien hay quienes le reconocen su poder de gestión para lograr tan indispensable servicio a la niñez, pero también hay quienes tendenciosamente lo desacreditan.
Así es como para profesores y padres de familia de dichas escuelas, por fin se realizó lo que por años se buscó, colocarle techo a los patios de los planteles, pero fue hasta que el Alcalde en turno apoyado por el resto del Ayuntamiento, se entregó a las gestiones correspondientes, tanto ante las autoridades educativas como las demás dependencias correlativas, para primeramente obtener la autorización debida.
Luego se presentó la solicitud para la construcción de la segunda etapa del parque eólico, que se contribuye en los linderos de los municipios de Charcas con Santo Domingo, y después de negociaciones entre las empresas y el Gobierno Municipal, para lo cual se llegó a la intervención de la Secretaría de Economía del Estado, se convino en el pago de impuestos.
Con lo último, el Ayuntamiento acordó destinar esos ingresos a la colocación de los domos que han quedado instalados en los patios de las escuelas que se mencionan, con lo que los padres de familia, que en un principio llegaron a comprometerse a realizar actividades que les permitirán reunir dinero para los domos, no tuvieron que aportar algo.
Hoy que se ha cumplido con la promesa del gobierno local, para el caso que se trata, por un lado directos, profesores y padres de familia no ocultan su gratitud hacia el Presidente Municipal, y su cuerpo edilicio, mientras que hay quienes buscan desinformar sobre el particular negando la labor de gestoría que se tuvo que hacerse al respecto.
A las opiniones encontradas por la colocación de los domos; los regidores responden que tal vez se desconoce que tal empresa del Parque Eólico no fácilmente aceptó cubrir sus obligaciones fiscales municipales, al grado de que el Gobierno Estatal tuvo que intervenir como árbitro, con lo que existe el expediente que contiene lo que se tuvo que negociar.
Total que si bien es cierto que los impuestos que pagó el Parque Eólico, sirvieron para costear los domos que se refieren, y que son de gran beneficio para los educandos, también lo es que la empresa correspondiente no estuvo ofreciendo dicha mejora, pues en cambio se resistía a cumplir con sus obligaciones fiscales, como se conoció en su momento.
Fuente: La Razon