sábado, 7 de julio de 2018

“Soltando todo" (política)


Si naciste pobre no es tu culpa, pero si mueres pobre no culpes a nadie de tu miseria; extracto del texto "un vago con suerte"

¿Que le pasa a mi pueblo que se muere poco a poco? ¿Acaso lo matamos con un brutal desamor?, podría ser apatía inconsistente o tranquilidad en desmedida de ver desigualdad sin pena y no hacer nada por un confundido temor a la verdad que quema nuestra alma y la deja en carne viva.
El tren se fue y a nadie le dolió, el henequén murió y nadie se quejó; tantas cosas se han ido y nadie hace nada, tal parece que al no afectarnos directamente pareciera que no pasa nada; equivocados estamos porque olvidamos el futuro, ese futuro que le pertenece a muchos de los que son tuyos.

Hoy peleamos en una guerra sucia de poderes para darle calma a nuestra codicia, buscamos con engaños, mentiras y calumnias que la gente crea en nuestras sonrisas; unos van a la buena y otros van a la mala pero buscando la misma meta sin pensar a quién doblegas o como lo haces, lo que importa es que nadie se meta en tu carrera loca para sentarte en un silla que tal vez no te merezcas. 

Colores van, colores vienen y todos ponen en segundo plano a las personas que los defienden; triste historia la que forjamos porque dejamos la objetividad, la historia y la imagen intachable de la persona que quiere al pueblo y lo único que desea es verlo y hacerlo prosperar; es mas fácil buscar posiciones y hundir sin recelo a quién se opone a nuestros intereses; así pasa la vida de los que comen pero nadie quiere pensar en los que muchas veces ni siquiera duermen, esos que engañan para llegar a la meta; esos pobres hermanos que por ti dan la cara y tu los quiere solamente de careta.

Es tiempo de dejar aún lado nuestros mezquinos intereses y ponerte los zapatos de los que en verdad merecen, hermanos y hermanas que caminan y trabajan durante todo el día para poder llevar pan y agua a su hogar y complacer un poco a sus familias; esos son los que nos deberían de doler, esos que con nada de gratitud te los quieres envolver; esos hermanos que muchas veces no entienden lo que se les quiere hacer, esos hermanos de sangre CHARQUENSE que creen en ti y tú jamás se lo piensas agradecer.

Vamos todos a dejar los colores y salgamos siendo justos, como hermanos unidos para todos los que menos tienen, soltemos vanos intereses y demos razón y sentido a la palabra democracia; que haya libertad absoluta para escoger a quién deba mandar en pos del desarrollo de nuestra casa, nuestro pueblo, nuestras vidas; esa persona que tiene buen corazón y jamás te traicionaría.

No juegues sucio y estos días manten la calma, solamente Dios y la libertad de decidir sabrán lo que nos depara, destino o premio al esfuerzo leal y honesto; eso es lo que veremos y entonces podremos ver quién de verdad puso alma vida y corazón en todo esto.

Autor: "Charquense de por ahí"