domingo, 16 de agosto de 2015

Clausuran Campamento de Basquetbol

La tarde del viernes se llevó a cabo la Clausura del Campamento de Basquetbol “Damburitas”, en donde se estuvo realizando una demostración de los estudiantes a los padres de familia, en las instalaciones de la cancha municipal “El Parque”. El campamento se mantuvo activo desde el pasado tres de agosto. A partir de las 19:30 horas fue que se dio inicio con la demostración de los alumnos que iban de los cinco a los 12 años de edad, iniciando con la presentación de cada uno de los alumnos, así como posteriormente se narró cada etapa de dicha demostración, ya que se presentó el proceso del bote, se estuvo mostrando el bote alternado, el trabajo en los pies en el bote, el bote de pecho, el dominio del bote que se tiene por los integrantes del campamento, además de colocarse en diferentes posiciones sin dejar de botar, los pases en forma aéreo.
Se estuvo haciendo hincapié en el recibimiento del pase, la posición de guardia, el bote con velocidad y el tiro a la canasta, además del bote de la pelota con ambas manos. Seguidamente se estuvo desarrollando una actividad con las madres de familia presentes, quienes en ese momento realizaron un obsequio para sus hijos, con lo que se finalizó esta serie de actividades las cuales se enfocaron al desarrollo de las habilidades de basquetbol.
Se estuvieron contando con más actividades, en donde se destacó la asistencia recreativa a las instalaciones del Parque Eólico, así como de igual forma a las instalaciones de la Mina. El agradecimiento a los padres de familia se estuvo extendiendo, así como al regidor Pablo López Contreras quien estuvo gestionando para poder llevar a cabo diversas actividades que se implementaron en estas dos semanas de campamento.
En el lugar se resaltó la presencia de la Titular de deportes del municipio, Graciela Aguilar Cepeda, así como se destacó el trabajo de los profesores de deporte e iniciadores de este campamento, Vicente Aguilar Coronado y Aarón Castañeda Martínez, apoyados por Wendy Cerda. 
Fuente: La Razon