miércoles, 23 de julio de 2014

La historia del meteorito

Tomado de La Crónica

Escrito por: José Luis Morán López.

"Otro cuerpo celeste, motivo de esta nota, cayó en el altiplano potosino. Al parecer al incidir sobre la tierra se fragmentó en varios pedazos que se encontraron en la región cercana a Charcas en el estado de San Luis Potosí. Se estima su peso antes de ingresar a la tierra en dos toneladas. Hasta la actualidad, se han encontrado tres piezas: una se llama Descubridora, otra se llama Catorce y la última Charcas.


Descubridora se halló entre 1780 y 1783 y tenía un peso original de 576 kg., Catorce se encontró en 1855 y pesaba 50 kg y Charcas pesaba más de 780 kg. De acuerdo con la investigadora Karina Cervantes, es posible que haya más pedazos en la región. El pedazo mayor que se ha encontrado, fue reportado en 1804 por el geólogo Sonnenschmidt, según el cual, el meteorito fue trasladado de una ranchería denominada San José del Sitio, a la iglesia de San Francisco en la cabecera municipal de Charcas. Este meteorito permaneció en el patio de la iglesia hasta que en 1886 fue trasladado, para su estudio y análisis a París, por el general Bezaine, por orden del emperador Maximiliano de Habsburgo.

Actualmente se encuentra bajo la custodia del Museo de Historia Natural de esa ciudad, junto con otras piezas encontradas en diversas partes del mundo. El autor de esta nota trató de observarlo en ese recinto, pero dada la cantidad tan grande de objetos que posee el museo, no está en exhibición; se encuentra en una bodega a la cual se tiene acceso sólo bajo autorización previa. De acuerdo a la clasificación de los especialistas, y a la tesis de licenciatura de Guadalupe Dávalos, estudiante de la Universidad Autónoma de Nuevo León, este meteorito pertenece a la clase metálica, con estructura octahedrita media y con una composición química rica en hierro, níquel y bajas concentraciones de iridio.

Este último elemento se encuentra en la mayoría de los meteoritos y el hecho de que está dispersado de manera casi homogénea sobre la superficie de la tierra, llevó a los Álvarez a su famosa teoría de la catástrofe cósmica producida por el impacto del meteorito Chicxulub."